CORPORACIÓN EDUCATIVA MANUEL GALICH
     

 

 
 
 
 
 

 

MANUEL GALICH

MANUEL GALICH (1913-1984)


Escritor, dramaturgo. Manuel Francisco Galich López nació en la ciudad de Guatemala, el 30 de noviembre de 1913. Sus padres fueron Luis Dionisio Galich Urquía y María Isabel López Santa Cruz de Galich. Tuvo tres hermanos.
En 1928 le fue concedida una beca de estudios en la Escuela Normal Central de Varones. Dos años más tarde, representando al departamento de Guatemala, ganó un concurso departamental de oratoria.


Debido a una huelga en la Escuela Normal, se trasladó al Instituto Nacional Central de Varones, establecimiento en el cual obtuvo el título de Maestro de Educación Primaria y el grado de Bachiller en Ciencias y Letras, en 1932. Ese mismo año, escribió y dirigió en la Escuela Normal su primera obra de teatro: Los conspiradores. A partir de entonces se inició como dramaturgo. Un año antes había comenzado el período dictatorial de Jorge Ubico.


En 1933, Manuel Galich impartió cátedras de pedagogía, literatura, gramática e historia en la escuela Normal Central de Varones y en el Instituto de Señoritas Belén. Simultáneamente a su actividad docente, escribía piezas teatrales que montaba en escena con sus alumnos.

Ya como escritor, dramaturgo y político se destacó como dirigente universitario en contra de la dictadura de Ubico en los años 40.
Manuel Galich fue candidato a la Presidencia de la República en 1950, cuando ganó la presidencia Jacobo Arbenz.


Durante la década democrática de 1944-1954 ocupó diversos cargos, entre ellos Presidente del Congreso de la República, Ministro de Educación, y Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Arbenz.


Como político, fue secretario de los partidos Frente Popular Libertador (FPL) por el período 1951-1957 y del Acción Revolucionaria (PAR), este último surgido de la fusión del FPL con el partido Renovación Nacional (RN), que había sido organizado por el Magisterio Nacional.


El 15 de marzo de 1945 impuso la banda presidencial a Juan José Arévalo. En 1948 se graduó como abogado y notario, y dos años más tarde fue designado por el Colegio de Abogados como Vocal III ante la Junta Directiva de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Fue presidente del Tribunal Supremo Electoral establecido después del triunfo del 44.


Durante el gobierno de Juan José Arévalo (1945-1951), Manuel Galich fue nombrado Ministro de Educación Pública. Durante su gestión, la cual duró 17 meses, promovió la creación del Departamento de Alfabetización, el Departamento de Educación Estética, el de Educación Física Escolar, así como la formación de unidades educativas ambulantes.


Impulsó la capacitación docente de los maestros empíricos en servicio y firmó un acuerdo por el cual fue creado el Instituto Indigenista Nacional; fueron fundadas varias escuelas de primaria y secundaria, entre ellas, el Instituto Normal Centro América (INCA) y, por último, se permitió a la mujer estudiar bachillerato.


En 1951 fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores de Jacobo Arbenz. Dos años más tarde fue enviado, por el mismo presidente, a fundar la embajada de Guatemala en Montevideo, y en 1954 fue nombrado embajador de Guatemala en Buenos Aires, Argentina. En este país se encontraba cuando fue derrocado Jacobo Arbenz, por lo que solicitó asilo político y se quedó durante ocho años; después, partió hacia Cuba, país donde vivió exiliado hasta su muerte. Fue subdirector de la Casa de las Américas.


Durante veintidós años, hasta el día de su muerte, el 31 de agosto de 1984, fue catedrático de Historia de América Latina, en la Universidad de La Habana.

Está sepultado en el Cementerio Cristóbal Colón, Municipio Plaza, La Habana, Cuba, Zapata y 2. Panteón “Emigrados Revolucionarios, Héroes y Mártires de Nuestra América”, bóveda No. 9.


Distinciones: Manuel Galich recibió, en 1977, el premio Ollantay de Bogotá, por parte de la Federación de Festivales de Teatro de América. Este mismo premio le fue otorgado en Cuba, en 1983, por el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT), y fue distinguido como Hombre de Teatro del Año.


En 1983 le fue otorgada la Orden Félix Varela, la cual le fue impuesta por el presidente Fidel Castro y fue distinguido como Profesor de Mérito en la categoría de Docente Especial.

 

 

 

 

 

 
       
La educación es la mejor herencia que puede darle a su hij@